Wormhole analizó los retos de la educación online

Muchas veces los alumnos de la modalidad a distancia pierden fácilmente el interés por las capacitaciones, y en la mayoría de los casos, se explica esta situación atribuyendo la responsabilidad a la falta de compromiso con el aprendizaje por parte de los estudiantes. A partir de esta reflexión, en un post recientemente publicado por Wormhole, la compañía fundadora de la primera plataforma de Live Learning, se pregunta cómo afecta la trayectoria en tecnología de los docentes en el resultado de las clases online.

Según se explica en el análisis realizado por Wormhole, entre los años 2006 y 2009, Punya Mishra y Mattew J. Koehler, profesores de la Universidad Estatal de Michigan, desarrollaron la teoría TPACK, vinculada al conocimiento pedagógico del contenido tecnológico, a través de la cual se cuestionaron y plantearon el tipo de conocimiento que los profesores necesitan dominar para poder enseñar de forma efectiva haciendo uso de la tecnología, llegando a la conclusión de que por sí mismas las TIC no representan la optimización del proceso de enseñanza-aprendizaje.

El hecho de que la tecnología esté presente en el aula, no significa necesariamente que el modelo de enseñanza tradicional se haya cambiado por metodologías innovadoras. ‘¿Entonces, cuál es el reto para los docentes en la educación online?’, planteó el post de Wormhole, ofreciendo la siguiente respuesta:

  • Contenido. Es claro, casi obvio, que el docente debe conocer y dominar el tema que pretende enseñar pero además de eso -y esto trasciende a la educación virtual-, el docente debe ser “contextualmente sensible”. Esto quiere decir, entender y conocer las preferencias de aprendizaje de sus alumnos y el contexto sociocultural en el que se dan las clases, con el objetivo de filtrar la información y adaptar el discurso a la situación académica.
  • Didáctica. El docente realiza una interpretación particular del contenido, que debe ir acompañada de un conocimiento de los procesos de enseñanza y aprendizaje. Lamentablemente, en muchos casos, los profesores de las clases virtuales terminan siendo profesionales con una vasta experiencia a nivel laboral pero sin capacitación en didáctica. Si queremos que la educación virtual siga evolucionando, es necesario que los capacitadores de nuestros cursos adquieran una formación pedagógica que les permita tener un entendimiento profundo de los procesos de aprendizaje, además de los criterios para la gestión del aula, la planificación de las lecciones y la evaluación de sus alumnos.
  • Conocimiento. Los profesores necesitan conocer la forma en que las tecnologías influyen la presentación de su material, y entender qué herramientas tecnológicas específicas son más adecuadas para abordar la enseñanza y aprendizaje de unos contenidos u otros, de esta forma podrán reconocer si los elementos pueden facilitar o entorpecer el aprendizaje y la adaptación de sus alumnos al entorno virtual.

“Teniendo en cuenta estos puntos, el modelo TPACK puede contribuir a reorientar y optimizar los resultados de tus cursos virtuales. Es fundamental que los docentes de tus programas se formen tanto en contenido y didáctica, como en tecnología. No podemos seguir asociando la evolución de la educación al simple uso de nuevos medios, necesitamos un cambio en la metodología”, se destacó en el post de Wormhole, como conclusión.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s