“La inclusión de las TIC en los procesos educativos debe ser relevante y sumar valor a la propuesta pedagógica”

fraire.200Con motivo de la próxima apertura de una nueva edición de la Licenciatura en Tecnología Educativa, que comenzará a dictarse a partir del 10 de agosto de 2015, bajo la modalidad online / a distancia, su coordinador, Marcelo Fraire, respondió preguntas sobre los detalles y características de esta propuesta educativa impartida desde el Centro de e-Learning de la Universidad Tecnológica Nacional – Facultad de Buenos Aires (UTN.BA).

La propuesta está orientada a la creación, sistematización y fortalecimiento de la formación de profesionales en general y docentes en particular, con la finalidad de optimizar sus capacidades y competencias para la utilización y aprovechamiento, de las TIC y todos los recursos que brinda la Tecnología Educativa, en el marco del continuo mejoramiento de la educación.

Según informaron desde el Centro de e-Learning de la UTN.BA, la matrícula se bonificará en un 50%, a los interesados que envíen la documentación necesaria para la inscripción antes del 30 de junio de 2015.

¿Cuál es el valor diferencial que propone la licenciatura a distancia en Tecnología Educativa en relación a otras propuestas formativas similares?

Marcelo Fraire, coordinador de la Licenciatura en Tecnología Educativa de la UTN.BA: En la Licenciatura buscamos formar profesionales capaces de integrar en forma exitosa las TIC en el marco de sus contextos de desempeño, y posicionarse como referentes para elaborar, desarrollar y evaluar proyectos de Tecnología Educativa en el contexto de las instituciones educativas y universitarias, entre otros objetivos profesionales.

Nos diferenciamos de un modelo tecnocentrista, brindando capacitaciones en TIC pragmáticas y orientadas a que, luego de terminada la formación, el capacitando aplique esos conocimientos en un aula.

Para aprender con modalidad e-learning, se requiere un modelo pedagógico bien fundamentado y docentes competentes, que no sólo sean expertos en sus temas sino que también tengan capacidades y recursos para explotar pedagógicamente los entornos colaborativos como los foros virtuales, la Web 2.0 y los contextos socio-laborales-profesionales de los participantes.

¿A quienes está dirigida?

La Licenciatura está dirigida a profesores de los diferentes niveles educativos;  directores y funcionarios de instituciones de educación inicial y media; responsables de proyectos de TIC aplicadas a la educación; profesionales involucrados en iniciativas de educación; pedagogos, diseñadores didácticos, diseñadores instruccionales.

¿Qué beneficios proporciona a los estudiantes la posibilidad de cursar online la licenciatura?

Cuando el interesado debe atender otras obligaciones personales o laborales o franquear distancias geográficas que le imposibilitan cumplir con un horario preestablecido, optar por hacer la Licenciatura con modalidad a distancia puede ser una muy buena opción.

Como decimos habitualmente, el alumno no depende de horarios fijos sino que puede acceder a las materias de la misma en cualquier momento del día y desde cualquier espacio físico. Equilibrando su vida laboral o personal con la académica. También elimina la necesidad de trasladarse a un lugar específico, se suprimen gastos de transporte, alimentación y alojamiento.

Algo a destacar en la Licenciatura es el uso de los foros, chats y las clases sincrónicas virtuales una vez por semana con cada docente de las materias que cursa más otras herramientas de la web 2.0 que avalan una metodología de trabajo que motiva la interacción entre los estudiantes, el intercambio de información y la participación activa y constante.

¿Por qué le recomendaría cursar esta licenciatura a un profesional vinculado al ámbito educativo?

Simplemente necesitamos aulas del siglo XXI para alumnos del siglo XXI, para requerimientos del siglo XXI, pero que intenten soñar con una sociedad mejor.

El cambio de función en la institución educativa, propiciado por las potencialidades de las TIC, ofrece implicaciones curriculares, sociológicas, y metodológicas, entre otras. Además, lleva consigo cambios en los profesionales de la enseñanza y, entre éstos, el cambio del rol del profesor es uno de los más importantes. También el alumno comienza a ser distinto. Como persona y como alumno llega con referentes de la sociedad de la información, de la era digital, y ello obliga al profesor a adaptar su discurso y sus estrategias. Al igual que el alumno, el rol del docente también cambia en un ambiente rico en TIC. El profesor deja de ser fuente de todo conocimiento, pasando el docente a actuar como guía de alumnos, facilitándoles el uso de recursos y herramientas que necesitan para explorar y elaborar nuevos conocimientos y destrezas.

El programa de la Licenciatura fue elaborado especialmente para el contexto argentino. ¿Podría profundizar en relación a esta segmentación de esta propuesta educativa?

Son demasiadas las voces que sostienen que se está educando como en el siglo XIX a estudiantes del siglo XXI. Que a pesar de todas las discusiones, planteos teóricos y avances legislativos, la estructura educativa sigue siendo precaria para hacer frente a los desafíos que se presentan hoy en las aulas.

En Argentina, así como en la mayoría de los países de Latinoamérica, aún persisten prácticas basadas en la enseñanza de contenido de diseños curriculares rígidos, a través de la transmisión de información y la memorización. Además, perduran prácticas docentes individualistas (puertas de aulas cerradas, aisladas), donde hay poca colaboración entre ellos para reflexionar sobre estrategias pedagógicas o métodos innovadores que busquen cumplir objetivos de aprendizajes predeterminados.

Incluir las TIC en los procesos educativos implica pensar previamente para qué incluirlas. Es decir, que respondan al propósito por el cual las estamos incluyendo; que sean realmente relevantes y que sumen valor a la propuesta pedagógica (que sean un «medio para» y no un fin en sí mismas) y desde ahí es donde trabajamos la Licenciatura.

Desde la coordinación de la Licenciatura se propone crear, sistematizar y fortalecer la formación de profesionales en general y docentes en particular, con la finalidad de optimizar sus capacidades y competencias para la utilización y aprovechamiento, de las TICs y todos los recursos que brinda la Tecnología Educativa, en el marco del continuo mejoramiento de la educación. ¿Cuáles son las claves para lograrlo?

Nosotros nos basamos en  cinco pilares fundamentales:

1. Los materiales didácticos. Nuestros materiales didácticos se estructuran y organizan en un diseño orientado al aprendizaje autónomo, en un marco constructivista, dialógico y colaborativo. A diferencia de lo que ocurría con las instancias conductistas de autoestudio, en las que los contenidos se autosostenían en forma endógena, aquí los contenidos remiten y proponen, pedagógicamente, ricas interacciones con diferentes comunidades de aprendizaje externas.

2. Las tutorías proactivas. Las entendemos como comunidades de aprendizaje; es decir, como lugares en lo que se aprende a partir de la interacción entre pares y bajo la conducción y coordinación de un experto en el tema. En este caso, el profesor-tutor de la instancia de formación.

3. El aprovechamiento pedagógico como comunidades de aprendizaje, de los foros, la Web 2.0 y los contextos socio-laborales-profesionales de los educandos y capacitandos. Nuestras instancias de formación ya están pensadas desde el diseño y elaboración de los materiales didácticos, para aprovechar pedagógicamente al máximo estos contextos colaborativos

4. Las instancias formativas a través de medios virtuales en tiempo real. La modalidad de formación a través de medios virtuales asincrónicos, se ve magníficamente complementada con el Aula Virtual Sincrónica (AVS), esto es, las video-clases que intentan ir más allá de las clases expositivas tradicionales.

5. El rol de los formadores.

a. A partir de su experticia en el tema dictado garantizan la calidad de la implementación teórico-operativa de los contenidos.

b. Estructuran y organizan el desarrollo de los contenidos a partir de una metodología constructivista, dialógica y colaborativa:

– Problematizando los contenidos antes de explicarlos.

– Explicándolos  a partir de su contextualización en situaciones,  casos y ejemplificaciones.

– Estructurando y organizando en forma colaborativa los contenidos.

¿Qué recomendaciones puede hacer para incorporar las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) a la Educación?

El docente no solo debe estar actualizado sobre los descubrimientos en su campo de estudio, y al mismo tiempo atender a las posibles innovaciones en los procesos de enseñanza-aprendizaje. Los docentes también deberán asumir un nuevo rol, el cual se traducirá en ser guía y facilitador de recursos que orienten a alumnos activos que participan en su propio proceso de aprendizaje. Además, deberán conocer y manejar el amplio rango de herramientas de información y comunicación actualmente disponibles, la cuales no solo les permitirán capacitar a sus estudiantes, sino también mantener interacciones constantes con otros profesores y especialistas en el uso de nuevas tecnologías

¿Podría definir la actual problemática epistemológica y metodológica de la Tecnología Educativa? ¿Cuáles son los desafíos a resolverse en un futuro próximo?

La Licenciatura responde en gran medida a contextualizar y actualizar el marco referencial preexistente del docente con formación terciaria no universitaria, brindando una formación fundada en la problemática epistemológica y metodológica de la Tecnología Educativa. Por esta razón, el diseño curricular pretende lograr una formación que revalorice una concepción educativa constructivista, dialógica y colaborativa, cuyos fundamentos son los siguientes:

1) El conocimiento no se transmite, sino que se construye. Para que se produzca conocimiento debe existir un sujeto que actualice significativamente la información.

2) Pero esta construcción requiere de una conducción educativa competente y realmente democrática; esto es, superadora de los contextos de enseñanza verticalizados y conductistas que restringen y bloquen la autonomía de los alumnos.

3) Pero el conocimiento nunca se construye en la soledad del individuo aislado, sino en el maco de una conducción educativa democrática y en su interacción con otras personas, mediada por la realidad compartida.

¿Qué recomendación le puede dar a los docentes para una efectiva integración de las herramientas informáticas al aula?

Los alumnos del Siglo XXI se aburren en las aulas. Con metodologías pasivas, escuchando una clase por vía oral solo se retiene el 5% de la información a las 24 horas. Mientras que con metodologías activas se retiene hasta el 90% de la información.

Al incluir las TIC en el aula, es fundamental tener en claro que el objetivo que se busca siempre será lograr metas pedagógicas. Por tanto, cuando planificamos cualquier acción formativa —ya sea un proyecto o una unidad didáctica, además de definir los objetivos por alcanzar y los temas que se van a desarrollar—, seleccionamos aquellos recursos y herramientas que están disponibles para cumplir los objetivos propuestos y apoyar las actividades planteadas; entre ellos, recursos digitales, herramientas informáticas, software, etcétera, esto es algo bien diferente a pensar en “recetas con TIC para aplicar en el aula”.

Acceder a mayor información sobre Licenciatura en Tecnología Educativa

Anuncios
Esta entrada fue publicada en elearning, Innovación Educativa. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s