e-Learning en Perú: oportunidades y desafíos

por Carlos Biscay, director de e-ABC.

Con el fuerte impulso tendiente a diseminar las nuevas tecnologías de la información que están llevando adelante varias reparticiones públicas en diversos sectores de la sociedad peruana, el fuerte crecimiento de la red de telecentros en gran parte del país (que permite extender la penetración de Internet) y los criterios de gestión de recursos humanos vinculados a la globalización de las prácticas corporativas y académicas que están experimentando las organizaciones públicas y privadas del Perú, creemos que las condiciones de base que permitirán un desarrollo sostenido del e-learning en el país están evolucionado favorablemente. Aunque hay que tener en cuenta que todavía falta aparecer los grandes proyectos nacionales de formación virtual, fundamentales para afianzar culturalmente la educación online.

Si bien es cierto que aún el sector no manifiesta pautas claras y uniformes de trabajo, en cuanto a procesos, niveles de calidad y estándares, la incorporación de modelos y patrones que permitan consolidar al sector están en proceso de concreción. De hecho, ya comienzan a vislumbrarse algunas experiencias, que permitirán consolidar las buenas prácticas a observarse en el desarrollo de proyectos exitosos para el Perú.  

e-ABC está apostando fuertemente a la consolidación del mercado local del e-learning, ya que creemos que existe una importante oportunidad de negocio que beneficiará sin lugar a dudas a empresas, universidades y gobiernos, en la optimización de sus esfuerzos de capacitación y la mejora en sus resultados y eficiencia. En especial, notamos al sector financiero muy proclive al impulso de la formación virtual, y algunas instituciones han reaccionado muy positivamente al conocer en detalle nuestras experiencias de trabajo con el Banco de Galicia, Banco Credicoop, Banco Macro, Nuevo Banco Santa Fe y Banco Finansur, entre otros. Por otra parte, el sector educativo está manifestando una madurez creciente, con casos muy destacables a nivel internacional como el proyecto desarrollado por la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas.

En términos de plataformas, hemos constatado que Moodle y Dokeos tienen una amplia presencia de mercado, y hay gran interés por las soluciones de código abierto.

Desde e-ABC, entendemos que para poder dar la respuesta adecuada, interpretar las necesidades del mercado peruano y poder consolidarse a nivel local -como así también plantearse la exportación de productos y servicios-, tanto las empresas locales como las extranjeras, deberán demostrar experiencia, conocimiento y libertad para identificar las soluciones tecnológicas adecuadas, y –al mismo tiempo- brindar una respuesta integral a sus clientes en función de su objetivo y foco de negocio, convirtiéndose más que en un proveedor, en un socio estratégico.

En este sentido, resultará esencial poder brindar capacidad artística, pedagógica y tecnológica en la producción de contenidos y facilitación de herramientas informáticas, y certificar la existencia de equipos calificados de coordinadores de proyectos, pedagogos, guionistas, informáticos, diseñadores gráficos y de control de calidad, que aseguren un servicio de excelencia desde el inicio hasta la implementación de la solución, y durante la fase de posventa y mantenimiento.

Asimismo, la telefonía móvil, el cloud computing, la informática social, la convergencia de medios y el crecimiento de la conectividad, facilitarán la expansión de las modalidades virtuales tanto en lo que refiere el mundo académico como también al corporativo, ya que la tendencia en ambos mundos es a virtualizarse.

De todos modos, más allá de las plataformas y diseños, el éxito de la implementación de un modelo de educación virtual dependerá no tanto de la tecnología como de su planificación. Un proyecto de tecnología en educación tiene elementos de didáctica, comunicación, diseño gráfico, tiene que ver con aspectos sociales, con un destinatario, y una vez que se tenga eso armado hay que buscar las tecnologías; no al revés.

Entre los desafíos a superarse para avanzar al siguiente nivel en el Perú, estarán: resolver la falta de personal y recursos suficientes, la planificación de instancias adecuadas de evaluación y seguimiento que certifiquen la incorporación de habilidades y conocimiento, la capacidad para trabajar en equipo, la estandarización de procesos, el apoyo transversal a este tipo de proyectos por parte de todos los mandos de una organización, la estrategia a implementarse para desactivar resistencias, la elección de las tecnologías  a utilizarse y la disponibilidad de materiales de aprendizaje, entre otros retos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Formación Online. Guarda el enlace permanente.